“Abre los ojos” La Tasquería

Revelación, Alejandro Platero y yo
25 noviembre, 2016
miguel cobo
Miguel Cobo “en buena hora ciñera espada”
27 noviembre, 2016

“Los sueños no se descubren hasta que uno despierta”

                                                                Alejandro Amenábar

Abro los ojos y entro en la encantadora “tasquería” llena de detalles de madera y tonos verdes. Pequeña, acogedora, con varios ambientes y la cocina abierta.

Cierro los ojos y pienso en las cosas que Javi me dijo sobre la casquería, sobre el cóctel de sorpresas y emociones que me podía mostrar y me mostró.

Abro los ojos y disfruto del ambiente que hay, de sus atenciones, de las de Clara, en fin, de todo el equipo. Siempre con la sonrisa puesta, como en la canción, y pendientes de cualquier detalle o cosa que necesitase.

Cierro los ojos, me empiezan a llegar olores y el joven cocinero Javi Estevez hace que retroceda en el tiempo, a siglos pasados donde se veneraba la casquería.

Abro lo ojos y en mi mesa hay pan de verdad y una cerveza negra artesana impresionante, no se parece a ninguna otra, hecha con agua de mar de las Islas Cíes, se llama Mustache. No soy de cerveza negra o… ¿ahora si?

Cierro los ojos para saborear el menú degustación que me traen y me siento como en aquellos banquetes que los griegos ofrecían de despedida a sus héroes en “La iliada”.

Abro los ojos con cierto miedo, todo está riquísimo pero… ¿que pinta tendrá todo esto? Sorpesa!! tienen una estética cautivadora, llena de colores, nada de grasienta ni pesada como mi ignorancia me hacia suponer.

Cierro los ojos y me traslado a aquellos bacanales Romanos donde la casquería era tratada como plato gourmet, sabios ellos. Me sorprenden muchos platos como el fideua de manitas, el rabo de cerdo con anguila, el taco con morro de cerdo y encurtidos, el sandwich de carrillera…

Abro los ojos y me deleito con el postre. No sería yo si no termino con un buen postre y una copa para comentar lo a gusto que he cenado, que bien está el precio y que pienso volver. Pero sobre todo para alargar la velada que no quiero que termine.

Cierro los ojos, he soñado.

Abro los ojos, estaba despierto.

Gracias Javi!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *