CUADERNO DE BITÁCORAS “La Jamada”

Sueños compartidos en Fierro
10 diciembre, 2016
ibiza
La Ibiza de los ibicencos #IbizaSabor16
12 diciembre, 2016

“El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página”. – San Agustín

El 23 de abril de 1497 los Reyes Católicos reciben en la casa de los Condestables de Castilla, conocida popularmente como casa del Cordón, a Cristóbal Colón a la vuelta de su segundo viaje a América.

Justo en frente se encuentra La Jamada, el restaurante del chef Antonio Arrabal y en este, mi segundo viaje a Burgos, he decidido conocerlo.

Todo lo que gira alrededor de La jamada (en Aragón llamamos Jamada a una comida entre amigos) y de su chef Antonio es un continuo viaje tanto personal como gastronómico. Lo que le hará aprender y enseñar, coger de allí y de allá, enamorarse y empaparse de productos e ideas para luego plasmarlas en sus cuadros, porque en este restaurantes no hay platos, literalmente hay lienzos.

Nace en Barcelona pero a los dos meses su familia se traslada a Zaragoza (trotamundos prematuro) donde cursa sus estudios de hostelería.

Ese carácter noble, entregado y generoso que adopta en Zaragoza y que pasea por la geografía Española y por innumerables concursos lo traslada a Burgos, a la Jamada, el lugar donde en estos momentos me encuentro, acabo de cruzar su puerta.

Lo primero que me llama la atención es la luminosidad de este precioso local de tres pisos (el de abajo con sillas altas y una barra también para comer) moderno, desenfadado, se nota que han cuidado hasta el último detalle.

Me recibe amablemente Antonio, un abrazo sincero, una pequeña charla contándonos nuestras cosas y me enseña todos los recovecos del local.

Vuelvo a sentirme como un niño chico cuando escucha a su superheroe citando la lista de sus superpoderes, y son muchos.

Aún con los ojos abiertos como un camaleón que no quiere perderse nada, me acompaña a la mesa donde más tarde, por arte de magia, me convertirá en Willy Fog para realizar un viaje de 80 minutos alrededor del mundo si salir de Burgos.

Vamos a maridar la cena con una maravillosa cerveza zaragozana, nos dice Antonio, Ambar 10, con 10 tipos de diferentes lúpulos y 10% de graduación alcohólica. Y tiene razón, es una cerveza con mucho carácter y la seguiremos disfrutando durante toda la velada.

El gran equipo de La Jamada se pone en marcha. Es de resaltar la gran profesionalidad que tiene todo el grupo, joven, amable, cada uno tiene su labor que realiza hábilmente siempre con una sonrisa en la cara.

Let’s Jam !

Empiezan a salir los platos, platos llenos de andanzas y libros, de soltura, ingenio y chispa pero sin maltratar el producto, un producto de altísima calidad.

Soy pasajero en una cocina viajera que me acerca a Castilla y León, al mediterráneo, a México, a Asia… sin moverme de la silla.

Ya sabréis que no voy a describir los platos, eso ya lo hacen otros. Solo os pongo una fotos hechas con el nerviosismo del que se transforma en #Hombrehappy una vez más. Yo os recomendaría algún plato pero seria como cuando os enseñan los amigos las fotos de las vacaciones. No es lo mismo ver que sentir y este restaurante tienes que recorrerlo tú, aventurarte y disfrutar como en pocos sitios.

Si queréis ver la carta (fijaros el guiño que hace a los 4 mosqueteros) y unas maravillosas fotos realizas por Diego Peláez solo tenéis que ir a su página.

Puede ser el principio de una gran aventura, un viaje a La jamada.

Os aseguro que no os arrepentiréis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *