Momentos de placer en #MontaneraCOVAP

Catalogo de Tapas 2015
Presentación del “Catálogo de Tapas 2015” de MAKRO
7 diciembre, 2016
#IbizaSabor17 Una oda al producto
19 mayo, 2017

 

La semana pasada tuve la suerte de que Ibéricos Covap me enseñara el Valle de los pedroches, sus instalaciones y por supuesto probara sus espléndidos productos.

Un paseo por la dehesa para conocer la #MontaneraCOVAP fue el principio de la experiencia sensorial que nos habían preparado. La montanera es la última fase de la cría del cerdo ibérico antes de sacrificarlo. En esta fase, el cerdo ibérico campa a sus anchas por un mar de encinas y se alimenta fundamentalmente de bellotas. Esta libertad y continuo movimiento por estos bellos paisajes de la dehesa son lo que contribuyen a la calidad de sus carnes.

Luego me enseñaron parte de sus instalaciones, la industria del ibérico. Veintidosmil metros cuadrados con capacidad para albergar 8000.000 piezas. Lo que más me llamó la atención, a parte de las 4 bodegas naturales, que son una autentica tentación para los sentidos, fue la sala blanca donde manipulan el producto en unas condiciones de temperatura y esterilización únicas. Esto, como comprenderéis, no solo da valor y fortaleza a su marca, les permite entrar en mercados internacionales bastante estrictos como Estados Unidos.

Todo esto serían frases vacías si luego el resultado no fuera un producto que estuviera bueno y este producto es sublime como pude comprobar luego.

Una cata sensorial junto a un menú 100% ibérico me dejaron clavado a la silla. Oler esta joya y acordarte de los paseos por la dehesa que horas antes disfruté. Ese olor a bellota, a pan tostado y almendras que difícilmente se te olvidan. Tener la loncha deslizándose entre los dedos y notar esa fibrosidad y esa untuosidad antes de la explosión de sabores que se produce al alojarla en la boca.

Ufff, un autentico lujo para los 5 sentidos del que escribe.

Y es ahí, en el sabor, donde se nota el mimo con que tratan al cerdo ibérico desde que nace hasta que llega al consumidor.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *